Seleccionar página

Cerrajeros profesionales
El mundo actual cada día se nos hace más y más inseguros, un lugar más peligroso para conllevar nuestra vida, la seguridad que sentimos es cada vez menor, por lo tanto buscamos la mejor manera de evitar peligros, y para evitar cada peligro buscamos algo que se adapte a la necesidades principales de nuestro hogar, esto incluye mejores cerraduras, mejores puertas y mejores muros, pero cada elemento tiene un punto débil que de alguna u otra forma va a perjudicarte.
Las puertas en el principio eran el mejor método de seguridad, pero con el paso del tiempo y el aumento de las malas intenciones por parte de la humanidad descubrimos el punto debido, y es que cualquiera podría abrirla del otro lado, así que innovamos y se empezaron a incluir las cerraduras junto con las puertas que solo serían accesibles con una llave, al principio una cerradura era muy rudimentaria, y una copia de la llave para abrirla solo podía fabricarla un buen herrero, y a este se le pagaba muy bien para que no autorizara una copia a cualquiera, pero claro estos se vendían al mejor postor. El tiempo paso la humanidad evoluciono y empezó a invertir en mejores métodos de seguridad para sus hogares, sencillos y muy facies de adquirir como los pasadores adicionales para las puertas, a los cuales se les podía adaptar un buen candado, se nos ocurrió adaptar excelente sistema de cercas de electricidad para que cualquier desconocido que quisiera entrar a nuestra casa sin el debido permiso se fuera echando chispas.
Al final solo nos vimos afectados por ese punto que derrumba cualquier medida tomada, se trata de abrir puerta a desconocidos, y es que el problema con una puerta bien reforzada es la nula visivildad que tenemos para el otro lado, así que si abrimos nuestra puerta automáticamente quedamos expuestos, muchos pensaran que la mejor solución para algo como esto sería una puerta de cristal, pero esto sería mucho pero porque las personas del exterior lograría verte a ti, así que basándonos en esto inventamos la cadena de seguridad, un artefacto que consiste en bloquear la puerta parcialmente dejando solo una abertura de manera que pudiéramos echar una mirada para ver quien se encontraba en ella, en este punto pensamos que nuestra seguridad ya estaba completa, pero nos equivocamos, ya que al echar la mirada por esa pequeña hendija quedaríamos expuestos en parte, y por supuesto cualquier persona sabría que estamos dentro. Pero existe una herramienta que puede solucionar este problema, se trata de un artefacto súper económico y fácil de instalar, nos referimos a la mirilla de puerta u ojo mágico como también se le llama, este artefacto consiste en un diminuto lente que puedes observar desde la parte segura de tu puerta al exterior sin exponer tu integridad, depende del tipo, pueden ofrecerte vista directa, o una ampliación panorámica para una vista mejor.
Como instalar
Necesitas:
Taladro
Broca para metal o madera depende de la puerta
Cinta adhesiva
Llave de tuerca
Paso 1
Lo primero por hacer es pegar la cinta adhesiva a la altura en la que prefieras colocar tu mirilla, pega un cuadro completo, esto para evitar que al taladrar tu puerta resulte rallada.
Paso 2
Luego de haber abierto el orificio puedes proceder a retirar la cinta, desde la parte de afuera introduce la parte del lente de la mirilla, este posee una chapa con fines estéticos no olvides colocarla antes de la mirilla, una vez dentro procede a enroscarla desde dentro con la tuerca que viene incluida, por ultimo ajusta con la llave de tuercas.
Listo podrás observar del otro lado de la puerta sin exponerte y asegurarte que se un invitado y no visitantes desconocidos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies